Aunque no nos demos cuenta, el diseño gráfico nos rodea, está en todos los ámbitos de nuestra vida personal y, en muchos casos, también profesional. Esta disciplina engloba muchos aspectos y trabaja en áreas muy diferentes. El desarrollo de las nuevas tecnologías, en ese sentido, hay supuesto un salto cualitativo.

Hoy existen muchos tipos diferentes de diseño gráfico. Cada uno de ellos tiene sus propias características y técnicas de realización, aunque en algunos casos se superponen. Vamos a hacer un breve recorrido por los más destacados.

1. Diseño editorial

Es el diseño gráfico de recorrido más largo, si hablamos de historia. Se centra en libros, revistas, periódicos y otros medios impresos. Pero desde hace ya algunos años, también se incluyen en él las publicaciones digitales.

Este tipo de diseño gráfico exige a los profesionales tener conocimientos amplios. No solo deben saber cómo organizar la información de una forma clara y atractiva, también deben tener una buena formación en aspectos como tipografía, gestión del color o impresión digital, entre otros aspectos.

2. Diseño gráfico de identidad corporativa

En este caso, el diseño gráfico se pone al servicio de una marca. Se trata de transmitir una identidad y valores a través de elementos visuales que mejor la representen. Habitualmente se piensa en logotipos sin más, pero entran en juegan muchos factores, desde un color o tipografía a determinadas imágenes.

Otro aspecto importante en este tipo de diseño gráfico es que esa identidad visual se debe adaptar a formatos muy diferentes, desde una pequeña tarjeta de visita a regalos corporativos, rotulación de vehículos o incluso uniformes.

3. Diseño gráfico publicitario

La publicidad es, sin duda, uno de los campos en los que el diseño gráfico tiene hoy en día una mayor relevancia. Hay que tener en cuenta, por otro lado, que en la actualidad los soportes publicitarios van mucho más allá de los tradicionales (cartelería, flyers, etc.), hay que incluir también la publicidad digital (banners o anuncios en redes sociales, entre otros).

Técnicas y estrategias pueden cambiar sensiblemente según se trate de un medio impreso o digital, ya que el público objetivo de la publicidad también puede ser diferente. Esta cuestión complica, y mucho, el trabajo de los diseñadores.

4. Diseño gráfico de packaging

El embalaje es un medio publicitario fabuloso y, además, siempre ha tenido un papel importante en todo tipo de transacciones comerciales. Pero ahora, con el auge del comercio virtual, ha cobrado una enorme relevancia. En este sentido, aprovecharse de las ventajas de un buen diseño gráfico adaptado al envase o embalaje es esencial.

El packaging es lo primero que en muchas ocasiones ve el consumidor, antes que el producto, por lo que tiene un componente psicológico muy fuerte. El diseño gráfico es la pieza que puede hacer que la percepción sea favorable con solo ver la etiqueta, el envase o la caja.

5. Diseño web y móvil

En el entorno digital, el diseño gráfico es una pieza básica porque es la que servirá de ayuda al usuario a interactuar con una aplicación o dispositivo y mejorar así su experiencia en la navegación. Se trata de encontrar ese difícil equilibrio entre funcionalidad y estética.

Una interfaz de usuario (UI) debe tener un fuerte componente visual que sirva de atracción. Pero también debe tener muy en cuenta aspectos como menús, botones, etc., que faciliten la navegación y mejoren su satisfacción (UX). Estas premisas se aplican no solo al diseño de páginas web y aplicaciones, también a juegos y CMS.

6. Diseño gráfico ambiental

En este caso, el diseño gráfico tiene la función de conseguir que las personas conecten visualmente con el lugar en el que se encuentran para mejorar su experiencia. Para ello, debe tener muy en cuenta aspectos como el diseño arquitectónico o incluso la actividad que se desarrolla en ese espacio.

Así, el diseño gráfico sería un apoyo para cuestiones como señalización en infraestructuras o centros de transporte o ambientación en comercios, ferias o exposiciones, entre otros muchos aspectos.

8: Otros tipos de diseños gráfico

Los mencionados hasta ahora son los tipos de diseño gráfico más habituales, pero no son los únicos. Junto a ellos habría que mencionar otros como el diseño en 3D; el diseño en movimiento, que permite mostrar productos y servicios con animaciones cortas; o el arte o la ilustración para dar un toque de exclusividad al diseño gráfico en todo tipo de soportes.

El mundo del diseño gráfico, por lo tanto, es muy complejo y abarca técnicas que pueden llegar a ser muy diferentes según el soporte o el objetivo que se busca. En Didot somos especialistas en diseño e impresión digital y te ayudaremos a hacer realidad tu proyecto.