Muchas personas creen que el diseño de logotipos para empresas es tan simple como conseguir una fuente o imagen bonita, y establecerla como la imagen de la compañía. Sin embargo, no es así como funciona. En el diseño gráfico, es necesario tener en cuenta una multitud de aspectos a la hora de realizar el diseño de los logotipos, y en general estos surgen de muchas preguntas comunes. Estos son los conejos que no debes ignorar:

1. Utilizar un bloc de dibujos para el diseño de tu logotipo: la forma tradicional del diseño gráfico

Muchos diseñadores están acostumbrados al diseño de logotipos desde cero únicamente a través del medio digital. Sin embargo, los dispositivos electrónicos a veces pueden ser un obstáculo para nuestra creatividad. Diseñar utilizando el método tradicional no solo agrega una gran originalidad al diseño, sino que también las ideas surgirán de manera más sencilla y fluida. Luego, podrás digitalizar los diseños con calma.

2. Ten claros los objetivos y valores de la empresa

En el diseño gráfico, realizar una serie de preguntas antes de realizar un diseño de logotipos es una costumbre muy común. Preguntarle al cliente por qué la empresa existe, a qué se dedica, como se diferencia de la competencia y cuáles son sus valores más preciados. Se trata de un proceso importante para determinar la dirección que tomará el diseño a realizar.

3. Deja el color para el final

Para ahorrar tiempo, muchos profesionales del diseño gráfico suelen agregar color a su diseño de logotipos a medida que lo van realizando. Sin embargo, lo mejor es dejar el color para el final. ¿Por qué? De esta manera podrás centrarte en el concepto. Además, en caso de cometer errores, será mucho más fácil corregirlos cuando no se cuenta con una paleta de colores ya establecida.

4. Crea diseños adaptados a la empresa, no a tus gustos

Un verdadero profesional del diseño gráfico conoce esta regla muy bien. El diseño de logotipos que se adapten a las actividades que representa una marca es de suma importancia. Después de todo, una paleta de colores fluorescentes no quedaría muy bien para un restaurante. Dale una razón a tu diseño para que así la puedas presentar a tu cliente y a este le guste sin importar que.

5. Menos, es más

Sí, esta regla también aplica para el diseño gráfico y el diseño de logotipos. Cargar el logotipo con elementos y colores para hacerlo más llamativo, definitivamente no es una buena idea. Es necesario tener en cuenta que la simplicidad de un logotipo ayuda a que sea más fácil reconocerlo con un solo vistazo. Además, así será más fácil de adaptar para diferentes formatos y plataformas.

6. La originalidad en el diseño de logotipos es clave para el diseño gráfico 

Seguramente no hace falta que digamos esto, pero lo recalcamos de todas formas. Aprende a identificar las tipografías o elementos más comunes en la mayoría de logotipos de empresa. Luego, haz algo completamente diferente. Esto te brindará la oportunidad de hacer que el diseño gráfico o diseño de los logotipos sea más memorable. Eso sí, para ello también debes tener un cliente que esté de acuerdo a ir a contracorriente.

7. Considera elementos para todas las situaciones

En el diseño gráfico, el diseño de logotipos no se limita simplemente a crear una marca o imagen para la empresa. Se trata también de adaptarlo a las diferentes plataformas en las que será presentado. Es decir: una tarjeta de presentación, una página web o una app. Asimismo, también es importante considerar aspectos fuera del logotipo, como la topografía que se puede utilizar tanto en el diseño como en otros aspectos de la marca, como títulos.

8. Regla básica del diseño gráfico: no utilices significados literales en el diseño de logotipos

Muchos podemos sentirnos tentados a utilizar imágenes literales que reflejen el nombre de nuestra empresa. Como, por ejemplo, utilizar un zapato como logotipo para una zapatería. El diseño gráfico de logotipos con diseños abstractos es la mejor opción. Una marca se vuelve mucho más duradera cuando el logotipo muestra sus valores y su personalidad, no solo lo que hace. Las asociaciones se crean después.

9. Los símbolos no son tan importantes como crees

En el diseño de logotipos, es muy común encontrar que los símbolos y la marca denominativa van siempre de la mano. Sin embargo, a veces es necesario un diseño que pueda caber en espacios reducidos. Para ello, puedes optar por el diseño gráfico de un símbolo como un elemento secundario, o reducir el nombre a solo una letra. Se trata de darle versatilidad a la marca y hacerla reconocible en diferentes formas.

10. Agrega aspectos divertidos

Aunque agregar elementos divertidos al diseño de logotipos no es apto para todas las marcas, es sin duda una excelente forma de diferenciar a la empresa de la competencia. Si esta se encuentra en un sector financiero y legal, podrás notar que los logos pragmáticos y fríos son la regla. Encuentra un equilibrio y agrega elementos que puedan sacarle una sonrisa y generar confiabilidad en los clientes.