La impresión tiene una demanda que van en aumento, en parte por la importancia que tiene el diseño gráfico. Ambos conceptos suelen ir unidos, aunque hoy nos vamos a centrar en DIDOT tan solo en el primero. Y es que hay 4 sistemas de impresión con los que trabajamos y que te pueden suscitar múltiples dudas. Es lógico. Si no eres un experto en este sector, puedes encontrarte bastante perdido con respecto a cuál elegir.

¿Influyen los sistemas de impresión en tus proyectos? Por supuesto que sí. La elección de uno u otro puede condicionar un tipo de respuesta diferente. Y es que debes optar por aquel que encaje con lo que necesites. Por eso, te vamos a explicar cada uno de nuestros sistemas de impresión por separado, así como sus ventajas y desventajas.

1. Impresión digital

El primero de los sistemas de impresión es el digital. Es el que se lleva a cabo desde un archivo que puede estar en la nube, en formato de imagen o de Word, entre muchos otros. Desde él se obtiene una impresión directa en papel gracias a una impresora. ¿Las ventajas? Es uno de los sistemas de impresión más económicos y, además, permite personalizarlo. Por ejemplo, horizontal o vertical, a color o en blanco y negro, etc.

¿Qué desventajas tiene la impresión digital? Pues que, aunque se use una buena impresora, el resultado puede no tener la calidad esperada para tu negocio. A pesar de este detalle, es uno de los sistemas de impresión bastante empleados en la actualidad. Y si no quieres gastar demasiado, es una alternativa que puedes considerar. Aunque, es mejor que descubras las otras opciones por si encajan mejor con lo que buscas.

2. Impresión offset

El segundo de los sistemas de impresión se conoce como offset. Es el más antiguo, el que estaba antes de que la impresión digital apareciese. Su proceso es algo más complejo: hay que aplicar tinta sobre una plancha para crear la imagen que se transferirá a un soporte para que se imprima la hoja en papel. Aunque su coste es un poco más elevado que el anterior, el resultado es perfecto y de gran calidad.

Debido a las características de este sistema de impresión, resulta útil usarlo cuando necesites una producción en masa. Por ejemplo, funcionaba muy bien para los periódicos en su momento. Y es que solamente así puede ser rentable. No obstante, el color y la diversidad de materiales que puedes elegir para la realización de la impresión lo convierte en uno de los sistemas de impresión más admirados. Pero ¡hay otros!

3. Sublimación

¿Recuerdas que mencionamos que la impresión digital no te ofrecía la calidad que podrías requerir? Pues en DIDOT también trabajamos con la sublimación. Otro de los sistemas de impresión que debes conocer. En este caso, es una técnica de la impresión digital en la que también se recurre a una imagen que esté en formato digital. Posteriormente, se envía a una impresora de inyección de tinta.

Es importante que sepas que tanto el papel como la tinta deben ser especiales para llevar a cabo la sublimación. Por tanto, la impresora también es específica para esto. Con el papel impreso, cogemos una taza, por ejemplo, y lo colocamos en la superficie deseada. Posteriormente, lo pasamos a una plancha en la que el calor permite que la imagen se adhiera a la taza sin problemas. Esto también se puede hacer con textil.

4. Impresión de gran formato

Finalmente, entre los sistemas de impresión con los que trabajamos en DIDOT tenemos el de gran formato.  En este caso, hablamos de banners, grandes calendarios, murales o gráficos que necesitan una excelente calidad. Para ello, hay impresoras especiales de las que disponemos y que nos permiten ofrecerte un producto del que puedas sentirte orgulloso en tu negocio. Es algo más caro, pero merece la pena si te hace falta.

Todos estos sistemas de impresión se adaptan a cualquiera de las necesidades que puedas tener. Por eso, en DIDOT queríamos hablarte de ellos para que pudieses disponer algo más de información sobre en qué consiste cada uno. La impresión digital es económica, pero si necesitas algo diferente, tienes otros sistemas de impresión a tu disposición que ahora conoces. ¿Te asaltan las dudas? Contáctanos sin compromiso.