El regalo publicitario es una magnífica estrategia de marketing. Ofrece ventajas tanto en la captación de nuevos clientes como en la fidelización de los que ya se tienen. Y todo ello, en muchas ocasiones, con una inversión mínima comparada con los beneficios que puede aportar.

En una apertura de negocio, un aniversario, una fecha señalada o como simple muestra de agradecimiento, el regalo publicitario funciona mejor que otro tipo de promociones. Es un detalle siempre agradecido, con la ventaja de que hoy en día es muy fácil personalizar cualquier objeto gracias a las más modernas técnicas de impresión y estampación.

Mil formatos diferentes de regalo publicitario

Cada empresa o negocio tiene una tipología de clientes o de proveedores a veces muy específica. El regalo publicitario se caracteriza por su enorme versatilidad. Gracias a ello, se puede elegir el tipo de obsequio que mejor se adapte al destinatario. En ese sentido, la segmentación es una estrategia complementaria que siempre funciona.

Así por ejemplo, cuando el receptor del regalo publicitario es un público joven, camisetas, bolsas y mochilas, gorras o botellas de agua funcionan a la perfección. Son, además un magnífico vehículo publicitario que llevará la marca allá donde vaya la persona que ha recibido el obsequio.

Cuando se trata de clientes especiales o de proveedores, el tipo de regalo publicitario debe ser distinto. En esos casos, funcionan bien los clásicos, desde las agendas a los pisapapeles, bolígrafos o llaveros. También las memorias USB o pequeños artículos de viaje suelen ser bien recibidos.

Incluso los propios empleados pueden recibir en un momento dado un regalo publicitario. De hecho, es una pequeña muestra de gratitud y de confianza que siempre se agradece. En este sentido, se puede optar por los obsequios más clásicos, pero también por otros más sorprendentes o divertidos, según la actividad de la empresa: delantales, huchas, tazas con algún mensaje singular, etc.

Como se puede observar, el regalo publicitario ha evolucionado mucho en los últimos años. Hoy en día sirve casi cualquier soporte, desde el típico cuaderno o bolsa a almohadas de viaje, dispensadores de bolsas para perros, adaptadores eléctricos, paraguas, gafas y un sinfín de artículos más.

Ventaja añadida es la posibilidad de personalizar ese regalo publicitario al detalle. Las nuevas tecnologías y el desarrollo de innovadoras técnicas de impresión, grabación y estampación permiten crear en esos objetos diseños realmente sorprendentes, incluyendo imágenes y textos.

Y, yendo un poco más allá, el regalo publicitario ha dado un paso de gigante con las técnicas de impresión 3D, que consigue crear objetos únicos y originales. La ventaja es que este tipo de obsequios dan a la marca un carácter de exclusividad que provoca un efecto altamente positivo respecto a ella por parte del receptor de ese regalo.

Regalo publicitario e imagen de marca

El regalo publicitario es, precisamente, una de las mejores formas de dar relevancia a la marca, de llamar la atención y de fidelizar. Pero, para que sea realmente efectivo tiene que ser sorprendente, original y práctico. Un obsequio que se guarda en un cajón perderá parte de su valor.

Por eso es importante elegir con detenimiento el regalo publicitario y cuidar su diseño. Un pequeño esfuerzo en ese sentido puede tener una enorme repercusión. Hay que tener en cuenta que no se debería elegir el mismo obsequio para entregar en una feria profesional que el que se dé a esos clientes que se han mantenido fieles al negocio durante años.

Hoy en día existen muy pocos límites a la hora de diseñar un regalo publicitario perfecto que sea el mejor vehículo para dar a conocer la marca o premiar la fidelidad. Aprovecharse de las ventajas que ofrece este tipo de obsequios ayuda a destacar sobre los competidores y a crear comunidad.