En publicidad, el display es fundamental. Es ese elemento que sirve para darle soporte, bien de forma física, bien de forma virtual. En cualquiera de los casos, su elección es tan importante como el mensaje publicitario. Es ese display el que consigue no solo que la publicidad sea visible, sino que sea más atractiva y seductora, que es, al fin y al cabo, el objetivo final de esta.

A la hora de elegir display, por tanto, será importante tener en cuenta tanto al receptor de la publicidad como el tipo de mensaje o el momento y lugar en que se va a transmitir. Las posibilidades son múltiples.

1. Caballetes

Es un tipo de display especialmente útil en el caso de publicidad de a pie de calle. La gran ventaja de los caballetes es que permiten colocar mensaje en ambos lados, de modo que con un solo soporte se cubre un amplio campo de visión. Son, por ello, un soporte ideal para que un establecimiento pueda dar visibilidad, por ejemplo, a ofertas.

La alternativa son los atriles. Son más pequeños y ligeros en el aspecto visual y permiten insertar publicidad solo por una cara. Son un buen soporte publicitario cuando no hay espacio para un caballete. Y, en ambos casos, tienen la ventaja de que se puede cambiar el mensaje en ellos sin grandes problemas.

2. Banners y roll up

Es un display a medio camino entre el caballete y el atril. Solo permiten imprimir la publicidad por una cara, pero son más grandes que los caballetes, lo que permite incluir mucha más información. Una nota distintiva de los banners es que pueden ser enrollables, lo que hace que sean mucho más prácticos pue otro tipo de soportes similares.

3. Marcos de pared y banderas

Es un tipo de display muy versátil que se debe tener siempre en cuenta, tanto por la variedad de medidas como porque se pueden colocar casi en cualquier lado, desde fachadas a interiores. Los marcos de pared, por otra parte, admiten cualquier tipo de mensaje publicitario, desde el que simplemente busca dar visibilidad a la marca a aquel otro cuyo objetivo es promocionar cualquier clase de producto o servicio.

Las banderolas, por su parte, son muy efectivas en espacios amplios y al aire libre. Se trata de un display que permite jugar no solo con tamaños, también con formas para adaptarse mejor a la marca y al mensaje: rectangular, gota, pluma, etc,

4. Portagráficas

Las portagráficas son una clase de display de enorme utilidad, ya que se pueden colocar casi en cualquier lugar: encima de un mostrador, sobre una mesa, en la cabecera de un expositor, etc. Resultan muy útiles simplemente para llamar la atención, pero también para servir de soporte de folletos si llevan bandeja o recoger mensajes en caso de que tengan como accesorio una urna.

5. Carpas

En determinados eventos al aire libre, una carpa es un magnífico display. Su gran superficie y su altura permiten visualizarla a gran distancia. Además, es muy sencillo imprimir el logo de la marca y cuentan con la ventaja añadida de que se recogen y se pueden reutilizar sin problemas en otras ocasiones.

6. Mostradores y expositores

En encuentros comerciales, ferias y otro tipo de eventos es el display imprescindible. En esta ocasión, el soporte tiene una función que más vas allá de la publicitaria. Por eso, en este caso no solo hay que prestar atención al diseño del mensaje, sino a la de la estructura de esos mostradores y expositores, que debe ser lo suficientemente robusta y funcional.

Elegir, por tanto, el display adecuado es muy importante para que la publicidad pueda cumplir la función para la que se diseña. En Didot somos especialistas en soportes publicitarios, sea lo que sea lo que necesites, lo pondremos a tu alcance.