San Valentín es una fecha especial para muchas parejas, y es inevitable celebrarla de un modo u otro. Los regalos personalizados son perfectos porque siempre son exclusivos, pensados para esa persona tan especial. A veces un sencillo detalle, acompañado de una palabra o una frase llenas de sentimiento, convierten ese obsequio en un auténtico tesoro.

Regalos solo para ellas

1. Estuche de rosas: pequeño pero elegante, es un cofre metálico en forma de corazón con tres rosas de jabón aromático en su interior. Es tal vez un regalo modesto, pero es muy fácil convertirlo en un obsequio inolvidable grabando en él esa frase que no siempre se dice a la pareja tanto como se debería.

2. Vidrio corazón: puede ser uno de los regalos personalizados de San Valentín más bonitos. Un sencillo pero hermoso corazón de cristal en un lujoso estuche. Todo un símbolo en el que plasmar para la eternidad un mensaje de cariño dirigido a esa persona tan especial.

Regalos para él

3. Reloj de pulsera: los clásicos nunca pasan de moda en San Valentín y los relojes son regalos personalizados perfectos porque hay infinidad de modelos para elegir, desde los más deportivos a los más elegantes. Siempre es posible sorprender con un reloj.

4. Set de vino profesional: elegir un buen vino para un amante de esta bebida no siempre es fácil, cada persona tiene gustos muy diferentes. Para sorprender y acertar, un conjunto de accesorios en una caja elegante y personalizada puede ser la mejor elección.

Regalos para aventureros y deportistas

5. Cámara acción FHD: puede ser uno de los mejores regalos personalizados para aquellas personas que disfrutan haciendo senderismo, sumergiéndose en las aguas marinas o practicado barranquismo. Una cámara para grabar todas sus actividades será siempre, un gran regalo.

6. Set de reparación para bicicletas: un obsequio de San Valentín puede ser también muy práctico, ¿por qué no? Cuando se piensa en la pareja se piensa en todas sus facetas, y si disfruta practicando deporte, un regalo relacionado con su favorito también significa que pensamos en ella en cada momento.

Regalos muy prácticos

7. Juego de maletas: regalo de San Valentín perfecto para viajeros empedernidos o para aquellos que tienen que hacerlo por trabajo. Incluso aunque no sea así, un juego de maletas personalizado siempre es buena elección. Y si viene acompañado de un vale para una pequeña escapada romántica, mucho mejor.

8. Set Smartphone completo: y sin dejar de hablar de viajes, ¿a quién no se le ha olvidado alguna vez el cargador o se ha quedado sin batería en el peor momento? Para corazones despistados, un set para el móvil siempre es una opción.

Clásicos que nunca fallan

9. Set de bolígrafos: a veces no se trata tanto de sorprender con un regalo original por San Valentín como de obsequiar con algo que sea realmente especial. Por eso, nunca hay que descartar los conjuntos de bolígrafo, pluma y portaminas presentados en un estuche personalizado y elegante.

10. Pulseras: accesorios, joyas y abalorios son regalos de San Valentín clásicos para ellas, y cada vez más también para ellos. Un pequeño salvavidas con el que resulta muy fácil acertar, siempre que se tenga claro el estilo de la persona que lo va a recibir.

Los regalos personalizados tienen siempre esa exclusividad que se busca para sorprender a esa persona especial. No hay que olvidar que no siempre hay que medir el valor de los obsequios por su precio, sino por lo que representan.

En Didot hacemos que esos regalos de San Valentín sean tan únicos como la persona a la que van dirigidos porque somos especialistas en personalización. Un mensaje pensado desde el corazón en un obsequio sencillo puede ser ese regalo que nunca se olvidará.