El merchandising es una herramienta muy eficaz para reforzar la imagen de marca. Son los productos promocionales de una empresa o negocio que son vendidos con objeto de aumentar la rentabilidad. Por ello se debe cuidar especialmente el grado de calidad y su valor en el mercado. Si se usan de manera adecuada pueden causar verdadero furor en el público y tener un gran impacto publicitario.

A la hora de crear merchandising se puede optar por productos personalizados con la imagen de marca de tu empresa. Es una manera sencilla pero eficaz de conseguir un catálogo que se puede poner a la venta y contar con un stock asegurado. Para conseguir sacar el mayor partido al merchandising elaborado de esta manera es conveniente seguir una serie de recomendaciones:

Busca el producto que más se pueda identificar con tu imagen de marca.  A la hora de personalizar podrás encontrar una gran multitud de opciones. Es una gran ocasión para logar una identificación más reforzada con algo que esté relacionado con la actividad de negocio. (Por ejemplo: una tienda de informática podría vender como merchandising unas power banks)

Muestra exclusividad. Una de las acciones que incitan al consumo del merchandising y que fortalece una imagen de marca es insistir que sólo se pueden obtener en tus establecimientos de negocio o en puntos de ventas determinados. Un producto de calidad tendrá más demanda si se tiene la sensación de que no se encuentra con facilidad.

Promueve el coleccionismo. Tu imagen de marca se puede asociar con ciertas variaciones que se pueden usar en el merchandising para crear la necesidad del consumidor de conseguir toda la gama. Esto es especialmente en productos dirigidos al producto más infantil o megalómano.

Juega con las temporadas. A lo largo del año podemos encontrar ocasiones para lanzar merchandising con nuestra imagen de marca asociados con eventos especiales que se dan durante el año. Se puede usar en Halloween, la Navidad o toda la época de las vacaciones de verano.

Cuida el precio. Una de las técnicas más usadas con el merchandising es el upselling. Se pretende aumentar el ticket medio mediante productos con un precio atractivo que se puede ofrecer de manera fácil durante el proceso de venta. Si por el contrario quieres darle una relevancia propia puedes ofrecer un precio mayor acorde con la calidad del merchandising ofrecido.

Un elemento publicitario eficaz. Los productos de merchandising también consigue que tu imagen de marca tenga difusión. Si se cuida una creatividad potente se puede conseguir un impacto muy positivo que tenga un impacto con bastante alcance. Por ello, además de conseguir un rendimiento económico también se puede considerar como inversión en publicidad.

Piensa siempre en los destinatarios. El merchandising principalmente está enfocado a los propios clientes que acuden a nuestro establecimiento. Pero también puede usarse para potenciar la imagen externa en otros espacios o eventos. En este caso se debe tener claro al público al que se quiere dirigir estos productos.

Prestar atención a las tendencias. Si se observa que un determinado producto que puede ser personalizado es de especial interés entre un público determinado se puede elegir para vender como merchandising. Es una manera de asegurar las ventas y conseguir el rendimiento que se ha planteado como objetivo.

Si optas por los productos personalizados para crear merchandising en Didot cuentas con el catálogo más amplio y de mayor calidad. Consigue potenciar tu imagen de marca que además te puede ayudar a aumentar tus indicadores de venta. Entra en nuestra web o contacta con nosotros para descubrir todas las posibilidades.