Cuidar el punto de venta de un negocio es algo necesario para mejorar nuestras ventas. Mantendrá al cliente informado, le dará las indicaciones pertinentes y se sentirá atraído por algunas ofertas. Pero hay un apartado clave que debe ser el rey de los locales y establecimientos: los elementos impresos.

Gracias a estos materiales, podrás afianzar en gran medida lo que hemos comentado al principio. Se trata de una herramienta perfecta para introducir publicidad en el punto de venta, de manera que podamos influir en el comportamiento del consumidor. A través de los procesos adecuados, conseguirás una rentabilidad superior y una estética acorde a tu identidad.

Qué elementos impresos instalar en el punto de venta

Lo primero que te recomendamos es estudiar el espacio y la composición de tu tienda, además de la identidad corporativa que ya hemos mencionado. Todo lo que vayas a utilizar en el punto de venta debe tener una finalidad concreta y, sobre todo, responder a las posibles dudas de los clientes. Es importante que estos elementos impresos estén personalizados el estilo de tu marca.

Cartelería

Comenzamos este repaso por uno de los materiales más habituales y conocidos, algo que podemos ver casi en cualquier tienda. Unos carteles con la información justa y esencial, colocados en el sitio correcto, es una solución muy útil para guiar al consumidor. Son nuestro principal canal de comunicación con el cliente una vez que entra en la tienda.

Como apuntábamos al principio, estos elementos impresos deben dar a conocer diferentes ofertas o promociones que estén activas en ese momento. Además, también es interesante anunciar futuros eventos, colecciones nuevas que llegarán pronto o cualquier otro dato que pueda hacer que las personas vuelvan.

Los tres aspectos a tener en cuenta aquí son: el diseño, la redacción y la ubicación. Un diseño atractivo hará que más clientes se fijen en ese cartel, por lo que la información llegará a más gente. Una redacción exacta de lo que se quiere comunicar, sin excedernos en textos vacíos, facilitará su lectura y su comprensión. Y la ubicación dentro del punto de venta tiene que favorecer su visibilidad y conducir hacia aquello que anunciamos.

Expositores

Otra forma de anunciar nuevos productos y darles la atención que merecen es a través de los expositores. No solo le otorgas un lugar especial y destacado a ese artículo, sino que puedes utilizar el propio soporte para dar más información y conectar con el cliente. Se trata de uno de los elementos impresos más utilizados por las empresas, especialmente distribuidoras.

Las posibilidades que te puedes encontrar para este formato son casi infinitas. No solo por todo lo que puedes personalizar y diseñar, sino que además encontrarás cajas, stands, tótems y artilugios de todo tipo para incrementar las ventas. Al tratarse de un puesto diferente al resto del punto de venta, su atractivo será mayor y centrará la mirada del cliente.

Vinilos de suelo          

Cerramos este breve artículo con estos elementos impresos de gran calidad y máxima resistencia. Su durabilidad permite que pasen sobre ellos cientos de personas al día sin sufrir grandes deterioros, solo observables a largo plazo. También cuentan con una gran resistencia a elementos adversos, como la humedad, por lo que son una opción fantástica.

Como ocurre con los anteriores, aquí tenemos libertad absoluta para ajustarlos a nuestra identidad y conseguir un ambiente armónico en todo el punto de venta. Nuestro local será claramente identificable y podremos incluir diferentes píldoras de información en uno u otro lugar. Sin atosigar al consumidor, haremos su experiencia mucho más placentera.

En Didot llevamos más de 15 años trabajando con elementos impresos para múltiples empresas. Actuamos en todas las fases del proceso de adecuación del punto de venta y ofrecemos los mejores productos para ti. Ponte en contacto con nosotros si necesitas más información y te ayudaremos.