El regalo publicitario es una magnífica forma de fidelizar clientes y de atraer a otros nuevos. Para que funcione debe ser original, impactante y muy útil. Con estas premisas, las posibilidades en verano se multiplican, pero si hay un obsequio que siempre triunfa son las gafas sol.

En la playa, en la piscina, cuando se sale a pasear o cuando se está disfrutando de una reunión de amigos en una terraza, las gafas de sol son ese complemento imprescindible que siempre se lleva puesto o se tiene a mano. Y ahí es donde radica su gran valor como regalo publicitario.

Un regalo publicitario con muchas ventajas

Más allá de ese uso indispensable, las gafas de sol tienen otras muchas ventajas como regalo publicitario:

Se personalizan con una gran facilidad, tanto para hombres como para mujeres o para niños. Por ello, es un regalo publicitario perfecto para cualquier clase de negocios, independientemente del tipo de clientela.

Se amoldan bien a cualquier imagen de marca. Las gafas de sol pueden ser modernas, elegantes o divertidas. En ellas, además, se puede emplear el color corporativo o poner un lema, un eslogan o el logo sin inconvenientes, ya que unas patillas algo más anchas pueden dar mucho juego.

Pasean la marca por todo el mundo, o casi. Quien reciba las gafas de sol, si tienen un diseño cuidado y son atractivas, las llevará puestas muchas horas y en muchas circunstancias diferentes. Esto quiere decir que el mensaje va a llegar mucho más lejos, y ese es el gran objetivo de un regalo publicitario.

 – Su mensaje es duradero. Unas gafas de sol son un accesorio que se cuida y que, seguramente, se lleve durante varios meses al año. De ahí que como regalo publicitario tenga también mucho valor, frente a otros más perecederos o de uso más limitado.

Se pueden acompañar de accesorios. Las gafas de sol se pueden acompañar de otro tipo de regalo publicitario, desde bolsas o cajas hasta gamuzas o cuerdas para colgarlas. De esta forma, el mensaje se diversifica en varios soportes y su efecto se puede multiplicar.

Una gran penetración con una inversión muy pequeña. A todas las anteriores ventajas de unas gafas de sol como regalo publicitario se une otra más que es esencial: su precio. El coste de este tipo de accesorios es muy bajo, de modo que siempre va a ser una inversión muy rentable.

Como elegir las gafas de sol para regalar

Lo primero que hay que tener en cuenta es que al cliente se le debe ofrecer siempre calidad, incluso en el regalo publicitario. Por ello, se deben elegir gafas de sol que cumplan con la normativa. De otro modo, no solo se estará jugando con su salud, sino que nunca cumplirían su función promocional si acaban guardadas en un cajón.

Y, en segundo lugar, conviene elegir un modelo que reúna todo lo que necesita un regalo publicitario. Es decir, debe tener un diseño cuidado y deber representar perfectamente a la marca, en este caso, jugando son las líneas o los colores de las gafas de sol. Y, además, no puede faltar la representación gráfica de los símbolos de la empresa, bien un logo, bien un eslogan, que deben ir grabados en un lugar discreto, pero visible.

Didot te ofrece el regalo publicitario que tu empresa necesita en cada momento y para cualquier evento o campaña publicitaria que desees realizar. En el caso de las gafas de sol, no solo podrás elegir entre diferentes modelos y colores, sino que además se puede grabar en ellas aquello que desees. Pide ya información.