En enero se produce la renovación de las agendas, calendarios y almanaques convirtiéndose en un rito más para da la bienvenida al año nuevo. Es justo en estas fechas donde también se señalan en estos elementos organizativos los eventos más importantes de la vida profesional y personal que no se pueden olvidar.

Con una costumbre las agendas, calendarios y almanaques se convierten en los grandes en nuestras casas y lugares de trabajo. Además de este uso tan intenso a principios del año, son usados de manera constante a lo largo de su vida útil ya que ayuda a sus usuarios a organizarse con su tiempo. Todo esto hace que las agendas, calendarios y almanaques sean un gran regalo promocional de nuestra empresa o negocio.

Si buscas crear un impacto positivo en tus clientes durante el mes de enero, estos productos son el mejor recurso. Por ejemplo, las agendas son siempre bienvenidas. Aunque están pensadas para un uso más personal no dejan de ser un elemento promocional interesante más dirigido a causar una buena impresión en el destinatario.

Se puede ofrecer como regalo publicitario o incluso vender como producto de oficina personalizado con una imagen o marca. Lo realmente importante es que sea de calidad y que pueda acompañar a su usuario de manera eficiente. Las agendas son muy valoradas por su alto valor funcional y son muy apreciadas por los que la reciben. De hecho, se puede ver como muchas personas se afanan por buscar su agenda perfecta.

Además de las agendas, los calendarios y almanaques son grandes regalos publicitarios

Los calendarios están pensados para un uso algo menos personal. Sirven para organizarse en el tiempo, pero con un formato más simple que no está pensado para recoger información personal. Esto aumenta las posibilidades de formato ofreciendo posibilidades muy prácticas como producto promocional personalizado.

Se pueden encontrar calendarios en bolígrafos, alfombrillas de ratón, en formato adaptado para el coche y en el modelo más clásico de sobremesa. Es un elemento de consulta rápida que siempre está cerca de su usuario y en el que se puede hacer aparecer nuestra imagen de marca gracias al regalo promocional. Más de un cliente pide el calendario de su negocio habitual con la llegada del nuevo año.

Los almanaques es el último formato de elemento organizativo del tiempo que también cuenta con muchos adeptos. Está pensado para colocarse en un lugar visible para que nos ayude a situarnos con la fecha y en él se pueden realizar apuntes simples cumpliendo en parte con la función de una especie de agenda.

Se suelen colocar en lugares comunes en los que varias personas lo usan de manera simultánea. Por ello, el almanaque es el elemento perfecto para contener la imagen promocional de un negocio o empresa. Hay que tener en cuenta que suelen ocupar un lugar muy visible en lugares de trabajo y hogares. Con esto se consigue una publicidad excelente que aseguramos durante un año.

Por todas estas razones las agendas, almanaques y calendarios son realmente los protagonistas en enero e, incluso, durante todo el año, de la vida de mucha gente. Recurrir a estos elementos como regalo promocional o como producto para llevar una imagen de marca es una de las elecciones más inteligentes que se pueden hacer.

En Didot contamos con gran experiencia en la personalización de objetos para promoción o publicidad. En nuestro catálogo también podrás encontrar los almanaques, calendarios y agendas de mejor calidad que pueden ser la mejor opción para el principio de año. Contacta ya con nosotros para recibir más información.